jueves, 30 de abril de 2009

LA GRINGA



Desde que aprendí a escuchar,
se hablaba de la hacienda de flores de mi abuela en Miraflores,
que comenzaba en el Country Club,
y terminaba en Magdalena.

Una vez latie todo eso para saber como mi abuela paseaba en patines jalada por sus lobos negros, la gringa, le decían, le dicen y le dirán.


Mi chiquitina mente, relaciono los tacones, los claveles y demás,
e intuyo, que por dichas flores sembradas por ellos,
Miraflores se llamaba así.

Es de comprender que era lógico a mis 2 años,
pero después lo seguí creyendo
ya por idealismo, o por romanticismo, o por que así lo quería.

Hoy me acerque a mi abuela,
es una engreída,
parece un gato angora esperando su atún en plato de oro,
y le conté, si recién: gringa, yo siempre he querido creer que Miraflores se llamaba así por tu hacienda,
ella sONrio, me miro con sus enormes ojos verdecelestes, y me dijo:
así como yo, cuando era chica, me gustaba tanto el chicle, que soñaba con ir a Chiclayo.


Me reí, me recontra reí, fue tan especial esa risa entre las dos, que supe que a pesar de que por miles de motivos nos tengamos que separar, ella conservara…

Mi historia en su historia.
Sus calles en las mías.
El recuerdo de mi recuerdo en su recuerdo.

Los vestidos blancos vaporosos
que de sus viajes llegaban para mi,
AHORA, en las muñecas de mi madre.

Los hilos de vicuña, en ovillos mas palitos,
en la bolsa de regalo roja,
de seda, que aun quedan.

Mi mundo de 16,
mis jeans con hueco,
su cara de asombro,
su sonrisa.

Mi mundo de 20
mis drets y su ceja…
y esas cosas se deshacen?
No gringa, se pudren y después se caen,
Vaya!

mis novios que nunca conoció,
esos que hacían música,
que los invitaría a un lonche
con galletas, TE y mermelada.

Mis trajes de anfitriona,
así vas a salir?
mejor porque no sales calata!

Y mis hijos sin esposo,
Si mejor! Que cosa? No no no, ni te cases,
porque como tu abuelo no hay!
Si pues gringa no hay.


Esa es la gringa, la miraflorina gringa que supervisaba su hacienda de flores,
que conoció a mi abuelo a los 16 y se enamoraron hasta hoy,
aunque el ya no este.

Allá por aquellos años donde a Lima todos llegaban en barco.

La que come mantequilla, no margarina, MANTEQUILLA y de hacienda, mazamorra espesa,
palta, aceitunas negras y
sopa de cabello de angel.





Que no hay inspiración para hacerle un escrito,
porque ella no es así,
la gringa, es para una pela.

Mi abuela.








13 comentarios:

hatoros dijo...

APLAUSOS ENORMES, QUERIDA MIA.
¿TENDRÁ TU ABUELA TRABAJO?
DIGO PARA MI.
SÉ ORDEÑAR VACAS Y OVEJAS SÉ CONDUCIR Y TRABAJO DE TODO.
MUCHOS BESOS

[ [EBP]] dijo...

que chévere post... yo también tengo muchos recuerdos bonitos de mi abuela, hasta creo que por ella como me gusta relatar/escribir, ahora está postrada en una clínica sin poder moverse y ya ni la voy a ver, soy una mierda... me dejaste pensando

Pukaxaki dijo...

tngo q decirlo q hermoso blog!!

son cosas q salen d tu mente y too y ahh lo entiendo, o sea.. no son pastruladas sin sntido!!

ahhhh t agregoo a mi blogroll!!

PD. io kiero cncer a la gringa!

Enrique Perez dijo...

ta chevere el post ... oye recién leo mis comentarios....dame un tiempo, cuando me salga un dibujo chevere de una libelula te lo alcanzo,

Saludos,

Enrique

iziar leugers dijo...

que bonita semblanza, libelula, y que suerte que aun tengas a tu gringa contigo, disfrutala!

LOLA dijo...

awwww bonito post para la gringa miraflorina!!!
Bonitas palabras hacia tu abuela ^^

Saludos libe!

El Chico Nube dijo...

Ah, caramba, qué ganas de conocer a tu gringa me has metido.

Beso!

Angel dijo...

yo tmb quiero mucho a mis abuelas!.

si!!! tengo dos =D

Marta Simonet dijo...

y olé.

KI dijo...

Gringa Miraflorina con muchos recuerdos e historias para contar y sonreír...

dmoOn dijo...

Que genial este post!
Todo un personaje tu abue, y tu tb =]
Chicles para Chiclayo jajajajaja

Anónimo dijo...

Me pusiste a chillar!

PEBLES

El perro andaluz dijo...

Manya, yo vivo en Magdalena, quizá mi casa le pertenece a la gringa:)