sábado, 7 de febrero de 2009

ON TAS?



Que haces ahí tan desierto ?

Como si te hubieran contado la verdad absoluta de todo,
desfragmentado,
silencioso y casi diluido en la pared blanca
donde apoyas tu nuca.

Mirando al infinito finito que ni tú ni yo sabemos.

Que haces hipnotizando tu lujuria?
Tus pensamientos caníbales
bajo las burbujas de jabón,
que pasan y pasan
y se deshacen frente al espejo titubeante que suelo ser yo.

Como quisiera decirte tantas cosas.

Y poder recostar mi cabeza en tu barriga,
viendo las imperfecciones del techo de tu habitación,
Whisky en taza, escuchando Sonic Youth,
en el armónico silencio sonoro,
de tu risa seca.

Viendo de reojo el reojo de tu ojo,
mirándome de reojo.

Y así, pasar la noche.

Y en el día,
poder incrustar mis dedos en tu cabello,
bajo el agua intempestiva de un duchazo.

Sonreír
Sonreír
Sonreír

Me cave poco el aliento,
cada vez que te encuentro
y no eres tú.

Se me hace estrecho el aguajero
cada que cuando volteo,
ya te fuiste.

Y no poder encontrar tus escritos en la cama
en desorden.

Y tus fotos en la cámara.

Y que a todo volumen
envuelvas mi paz
con música nueva,
de esa que nunca tuve ni idea.


Me sacude el paso efímero
de mi equìvoco,
cuando sé que quizás nunca


Pueda conocerte,

Pueda tenerte,


Pueda tocarte,

Pueda hablarte
.

Pueda que existas.
Como el mar en la tierra.